Sinónimos: Energía Limpia y Energía Renovable son sinónimos

Energía Limpia Y Energía Renovable Son Lo Mismo

La energía renovable es aquella que se obtiene a partir de una fuente que no se acaba. La energía limpia es aquella que durante su producción contamina menos en comparación con otras , como la energía proveniente de fuentes fósiles. 1 jun 2020

Características de las energías limpias

Es cierto que ninguna forma de generación de energía es completamente limpia. Incluso los métodos más simples, como el uso de molinos para aprovechar la fuerza del agua, pueden tener algún impacto ambiental. Sin embargo, al comparar diferentes opciones de generación de energía, algunas son claramente más limpias que otras.

Por eso, generalmente se amplía la definición y, tal como explican desde el Departamento de Energía de EE. UU., se engloba bajo el término de limpia toda aquella fuente de energía que contamina poco y, sobre todo, que emite pocos en comparación con los combustibles fósiles. Entre ellas, como veremos en el siguiente apartado, hay tanto energías renovables como energías no renovables.

Cuando se consideran las emisiones a lo largo de su ciclo de vida, se puede afirmar que la energía eólica y nuclear son las más limpias, ya que generan solo cuatro gramos de CO2 por cada kilovatio hora (KWh) producido. La energía solar también es una opción bastante limpia, con seis gramos por KWh. Por otro lado, el carbón, el gas natural, el petróleo, la energía hidroeléctrica y la bioenergía resultan ser mucho más contaminantes en comparación. Solo en 2020, la quema de carbón liberó aproximadamente 14.000 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera; mientras tanto, la quema de petróleo emitió alrededor de 12.200 millones y la del gas unos 7.500 millones.

Energía Renovable: Una Definición

Hay diferentes tipos de energía que se consideran limpias debido a su bajo impacto en el medio ambiente y en el clima. Sin embargo, no todas estas energías son renovables. Por ejemplo, la energía nuclear es considerada limpia porque emite pocos contaminantes durante su producción y consumo. Sin embargo, no es renovable ya que utiliza un combustible finito como el uranio y otros materiales radiactivos.

Es importante destacar esta diferencia entre las energías limpias y las renovables para comprender mejor cómo podemos utilizar recursos sostenibles para satisfacer nuestras necesidades energéticas sin dañar al medio ambiente ni agotar los recursos naturales disponibles.

Según la definición que da la ONU, el elemento clave de las energías renovables es que se repongan a un ritmo más alto del que son consumidas. Mientras el petróleo o el uranio son finitos, el Sol siempre iluminará la Tierra (y el día que no lo haga, la vida dejará de ser posible). Esta definición es la que hace que la energía de biomasa y los biocombustibles sean considerados renovables, aunque parte de la comunidad científica y del movimiento ecologista no estén de acuerdo.

Durante muchos años, producir energía renovable fue más caro que quemar carbón y petróleo. Sin embargo, según los datos de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés), en la mayoría de los países que el de la opción fósil más barata. Además, las renovables se han convertido en una fuente de empleo importante. Uno de cada dos trabajadores del sector energético a nivel global trabaja con energías renovables, de acuerdo con el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

La energía solar se obtiene a través del aprovechamiento de la radiación del sol mediante paneles fotovoltaicos o térmicos. Por otro lado, la energía eólica se genera gracias al viento y su captación mediante aerogeneradores. La hidroeléctrica utiliza el flujo del agua en ríos o presas para producir electricidad. La geotermia aprovecha el calor interno de la Tierra para generar electricidad o calefacción. Finalmente, la biomasa emplea materia orgánica como residuos agrícolas o forestales para obtener calor o electricidad.

You might be interested:  Materiales de Construcción: Todo lo que Necesitas Saber

Energía Solar: Una Alternativa Limpia y Renovable

Dentro de las energías renovables, una de las más comunes a nivel mundial es la energía solar. Esta categoría incluye todas las tecnologías que permiten aprovechar la luz del sol para generar diferentes formas de energía utilizable, como la electricidad fotovoltaica, el calor térmico o incluso sistemas de calefacción y refrigeración solar. Según los datos más recientes de IRENA, en todo el mundo se han instalado aproximadamente 849 gigavatios (GW) de capacidad fotovoltaica. Los países con mayor número de instalaciones son Estados Unidos, China e India, seguidos por la Unión Europea en su conjunto. Durante el año pasado, según informes de la AIE, se generaron un total de 994 teravatios hora (TWh) provenientes exclusivamente del uso fotovoltaico para producir electricidad.

Una de las principales ventajas de la energía solar, según expertos internacionales, es su capacidad para ser fabricada a gran escala, lo que permite reducir costos. Además, esta tecnología también puede ser utilizada en pequeñas cantidades, lo cual facilita su instalación tanto en grandes plantas generadoras como en sistemas más pequeños destinados a abastecer una sola vivienda o dispositivo. Sin embargo, uno de los desafíos más importantes que enfrenta esta forma de energía es su dependencia total de la luz solar. Durante la noche o días nublados, su productividad disminuye considerablemente.

¿Cuál es la definición de energía limpia y cómo se diferencia de la energía renovable?

Para contribuir al uso eficiente y responsable de las energías renovables, es importante tomar medidas prácticas en nuestro día a día:

– Instalar paneles solares en nuestras viviendas.

– Usar electrodomésticos eficientes energéticamente.

– Optar por la iluminación LED en lugar de las bombillas tradicionales.

– Fomentar el uso del transporte público o bicicleta en lugar de los vehículos particulares.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo podemos aprovechar y promover el uso de las energías renovables. Al hacerlo, estaremos contribuyendo a un futuro más sostenible y respetuoso con nuestro medio ambiente.

Energía del viento

La energía eólica, la que se produce mediante el aprovechamiento del viento, es la tercera fuente de energía renovable más extendida en el mundo. Según los datos de IRENA, 2021 concluyó con 825 GW de potencia eólica instalada en todo el mundo. Más de una cuarta parte están en Europa, la región que más ha apostado recientemente por la energía eólica. De acuerdo con Wind Europe, a finales del año pasado había en Europa 236 GW de potencia eólica instalados. Hasta mediados de esta década se instalarán, al menos, otros 100 GW más. Los países con más instalaciones son Reino Unido, Suecia, Alemania, Turquía y los Países Bajos.

Aunque la capacidad instalada de energía solar es mayor que la eólica, la generación de energía a través del viento es más productiva. Según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), en 2021 se produjeron 1,870 TWh de electricidad mediante turbinas eólicas, más del doble que a través de las plantas solares. Al igual que ocurre con la energía solar, la producción eólica depende de las condiciones específicas del viento. Durante los años 2020 y 2021, a pesar del aumento significativo en la capacidad instalada en Europa, hubo una disminución total del 3% en la producción debido a períodos prolongados con vientos más débiles de lo habitual.

Energía renovable que no es limpia

Por otro lado, es importante destacar otras formas de energías renovables que sí son consideradas limpias y respetuosas con el medio ambiente:

1. Energía solar: aprovecha la radiación del sol para generar electricidad o calor sin emitir gases contaminantes.

3. Energía hidroeléctrica: aprovecha el flujo o caída del agua en ríos o embalses para generar electricidad sin emitir gases contaminantes.

4. Energía geotérmica: utiliza el calor interno de la Tierra para obtener energía térmica o eléctrica sin liberar sustancias perjudiciales al ambiente.

Estas formas de energías renovables constituyen opciones más favorables desde un punto de vista ambiental y contribuyen a reducir nuestra dependencia en los combustibles fósiles. Es fundamental seguir impulsando su desarrollo e implementación en México y en todo el mundo para lograr una transición hacia un modelo energético más sostenible y respetuoso con nuestro entorno natural.

Energía Limpia y Renovable: Energía Hidráulica

Hoy en día se construyen ya pocas presas en el mundo, por lo que la capacidad de generar energía hidráulica se ha mantenido bastante estable en los últimos años. Sin embargo, sigue siendo la fuente de energía renovable más extendida del planeta. Lo es, sobre todo, porque llevamos sacándole partido para generar electricidad cerca de 150 años (la primera central hidroeléctrica empezó a funcionar en 1878 en la ciudad de Rothbury, en Inglaterra). Y, si tuviésemos en cuenta los primeros molinos de agua, tendríamos que remontarnos más de 2.500 años en la historia.

You might be interested:  Servicio completo de lavado de autos, tanto interior como exterior

En la actualidad, se entiende por energía hidráulica aquella que aprovecha el movimiento del agua para generar electricidad mediante turbinas. Según IRENA, a nivel mundial existen instalados 1.230 GW de capacidad hidroeléctrica, lo cual permitió producir 4.327 TWh de electricidad en el año 2021, según datos proporcionados por la AIE. China, Brasil y Canadá son los principales países productores de energía hidroeléctrica en el mundo; sin embargo, tanto China como Brasil han experimentado una disminución en su generación debido a sequías persistentes que han afectado el flujo de agua en los ríos donde se encuentran ubicadas las presas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta forma de generar energía no está exenta de desafíos. Uno de los principales inconvenientes es que la construcción de embalses para aprovecharla altera el curso natural y los ciclos biológicos y sedimentarios de los ríos. Esto puede tener un impacto negativo en los ecosistemas acuáticos y terrestres cercanos.

Otra forma renovable de producir electricidad es sacar partido al calor del interior de la Tierra. La energía térmica que emana del centro de nuestro planeta se acumula en depósitos de agua que pueden ser más o menos superficiales y estar a diferentes temperaturas. Los más fríos (por debajo de los 150 grados Celsius) se utilizan directamente como recursos energéticos para calefacción y agua caliente. Mientras, los recursos geotérmicos de alta temperatura (por encima de los 150 grados) se usan en forma de agua y vapor a muy alta presión para generar energía eléctrica.

Tras muchos años estancada, la energía geotérmica vivió un pequeño ‘boom’ en 2021. Aun así, a nivel mundial hay poco más de 16 GW instalados y la producción se mantuvo por debajo de los 100 TWh (de acuerdo con los datos de IRENA y la AIE, respectivamente). En países volcánicos como Islandia , donde esta fuente de energía es muy accesible, la producción geotérmica es una gran alternativa limpia y renovable. En el país nórdico, el 65 % de la energía primaria se genera en centrales geotérmicas.

¿Cuál es la energía renovable más ecológica?

Este tipo de energía es considerado eficiente porque puede almacenarse y utilizarse en diferentes sectores, como el transporte, la industria o incluso para generar electricidad. Además, al ser 100% sostenible, contribuye a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y disminuir las emisiones contaminantes.

Energía Limpia y Energía Renovable: Sinónimos

Cuando los seres humanos descubrieron cómo hacer fuego, la energía de biomasa se convirtió en una forma fácil y práctica de calentarse y cocinar. El fuego libera la energía almacenada en los materiales vegetales, consumiendo oxígeno y produciendo dióxido de carbono y vapor de agua como resultado. Con el tiempo, hemos desarrollado diferentes formas de aprovechar esta energía más allá del simple uso de hogueras.

La bioenergía o energía de biomasa se obtiene a partir de diferentes materiales orgánicos como madera, carbón vegetal o estiércol. Esta forma de energía se utiliza para generar calor y electricidad, así como para producir biocombustibles líquidos que pueden sustituir a los derivados del petróleo. La biomasa representa aproximadamente el 6% del suministro global de energía según la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Por ejemplo, aunque las plantas y los árboles utilizados para biomasa pueden crecer nuevamente y reemplazar los materiales utilizados como combustible, su cultivo puede generar emisiones significativas de gases de efecto invernadero. Además, estos cambios en el uso del suelo también pueden contribuir a la pérdida de biodiversidad.

¿Qué se entiende por energía limpia y cuáles son algunos ejemplos?

– Energía solar: se obtiene del sol mediante paneles solares.

– Energía geotérmica: proviene del calor interno de la Tierra.

– Energía eólica: se genera a través del viento con aerogeneradores.

– Energía hidráulica/hidroenergía: aprovecha el flujo o caída del agua para producir electricidad.

Estas formas de energías limpias son fundamentales para reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y contribuir al cuidado del medio ambiente.

Hidrógeno limpio y renovable

El uso del hidrógeno verde tiene varias ventajas significativas en comparación con los combustibles fósiles convencionales. Por ejemplo, al ser quemado o utilizado en celdas de combustible para generar electricidad, solo emite vapor de agua sin contaminantes adicionales perjudiciales para el medio ambiente.

You might be interested:  Recursos Naturales Renovables y No Renovables para Niños

El hidrógeno es un elemento químico muy común en el universo y en la Tierra. Sin embargo, en nuestro planeta siempre se encuentra combinado con otros elementos como el oxígeno (formando agua) o el carbono (formando metano, por ejemplo). Por lo tanto, para poder utilizarlo, primero debemos producirlo utilizando alguno de los métodos disponibles. Cuando generamos hidrógeno a través de la hidrólisis del agua y utilizamos energías renovables durante este proceso, nos referimos a él como “hidrógeno verde”.

En la actualidad, se están llevando a cabo pruebas para utilizar los excedentes de energías renovables y almacenarlos para su uso posterior en otros momentos o lugares donde sea necesario. Aunque aún está en fase experimental, se espera que el hidrógeno pueda convertirse en una alternativa energética viable hacia mediados de la próxima década. Una gran ventaja del hidrógeno es su versatilidad, ya que no solo puede utilizarse para generar electricidad, sino también como combustible para diversos tipos de vehículos.

Energía Limpia Y Energía Renovable Son Lo Mismo

Cuando hablamos de energías limpias y energías renovables, puede parecer que estamos hablando de lo mismo. Sin embargo, aunque estos términos están relacionados, no son exactamente iguales.

Generación de energía limpia

Además, otra forma prometedora de obtener energía limpia en los hogares es mediante la utilización del calor proveniente del subsuelo. La energía geotérmica permite extraer el calor almacenado bajo tierra y utilizarlo tanto para calefacción como para refrigeración. Este sistema puede ser implementado desde edificios bajos hasta rascacielos, convirtiéndose así en una solución versátil y adaptable a diferentes tipos de viviendas.

Uso de la energía limpia

Estas formas de energía pueden ser utilizadas en diferentes sectores para satisfacer diversas necesidades. Por ejemplo, en los hogares e industrias se puede utilizar la energía solar o eólica para calentar aire o agua, lo cual es especialmente útil en sistemas de calefacción o generación de vapor.

Cantidad de energías limpias y renovables disponibles

1. Energía solar: Se obtiene a través del aprovechamiento de la radiación solar mediante paneles solares o concentradores solares.

2. Energía eólica: Se basa en el uso del viento para generar electricidad mediante aerogeneradores o molinos de viento.

3. Energía hidráulica: Es obtenida a partir del movimiento del agua, ya sea por medio de presas hidroeléctricas o turbinas sumergidas en corrientes marinas.

4. Energía geotérmica: Se aprovecha el calor interno terrestre para generar electricidad utilizando pozos geotérmicos y plantas geotérmicas.

5. Energía biomasa: Consiste en utilizar materia orgánica como residuos agrícolas, forestales o desechos urbanos para producir biogás, bioetanol u otros combustibles sólidos.

6. Energía mareomotriz: Aprovecha las mareas y corrientes marinas para obtener energía eléctrica mediante sistemas instalados en costas o estuarios.

Estos son solo algunos ejemplos principales dentro del amplio espectro de energías renovables disponibles actualmente. Cada una tiene sus propias características y beneficios ambientales al ser consideradas formas más limpias y sostenibles frente a los combustibles fósiles tradicionales.

Desventajas de la energía limpia: ¿Cuáles son?

1. Energía solar: Utiliza paneles solares para convertir la radiación del sol en electricidad.

2. Energía eólica: Aprovecha la fuerza del viento mediante aerogeneradores para generar electricidad.

3. Energía hidroeléctrica: Se basa en el flujo constante del agua para producir electricidad mediante turbinas.

4. Biomasa: Utiliza materia orgánica (como residuos agrícolas o forestales) para generar calor o electricidad.

5. Energía geotérmica: Aprovecha el calor del interior de la Tierra para producir electricidad.

1. Intermitencia: La disponibilidad de energía puede variar según las condiciones climáticas (sol, viento) o estacionales (hidroeléctrica).

2. Almacenamiento: Es necesario desarrollar sistemas eficientes y económicos para almacenar la energía generada en momentos de baja demanda.

3. Inversión inicial elevada: La instalación y puesta en marcha de infraestructuras renovables requiere una inversión significativa.

4. Contaminación durante su producción: Aunque son más limpias en comparación con los combustibles fósiles, algunas tecnologías pueden generar contaminantes durante su fabricación.

5. Disponibilidad de terrenos y superficies adecuadas: Algunas formas de energía renovable requieren grandes extensiones de tierra o cuerpos hídricos específicos.

Ejemplos de energía no renovable

Es importante promover y utilizar cada vez más las energías renovables para asegurar un suministro constante de electricidad sin dañar nuestro planeta ni depender exclusivamente de recursos finitos como los combustibles fósiles o la radiactividad nuclear.